domingo, 9 de septiembre de 2012

Como afectan tus relaciones los teléfonos celulares.




A la mayoría de nosotros no le es extraño este escenario: Un grupo de amigos se sienta para almorzar  juntos, riendo, intercambiando historias, y comentando  las noticias - pero no necesariamente con las personas que están  delante de ellos! Hoy en día, no es raro tener un teléfono celular sobre la mesa,  al alcance de la mano para buscar horarios de películas, revisar los correos electrónicos, ver fotos, o tomar una llamada o dos. Es rara la persona que se resista a una mirada rápida al teléfono de vez en cuando. Los teléfonos multifuncionales se han convertido en indispensables para el resto del mundo.

Podría esperarse que la amplia disponibilidad de teléfonos móviles favorezca las conexiones interpersonales, permitiendo a la gente mantenerse en contacto constantemente. Sin embargo, una serie de estudios realizados por Andrew K. Przybylski y Netta Weinstein de la Universidad de Essex mostró que los teléfonos pueden afectar nuestras relaciones íntimas. Sorprendentemente, descubrieron que simplemente tener un teléfono cerca, sin siquiera revisarlo, puede ser perjudicial para nuestros intentos de conexión interpersonal.

Przybylski y Weinstein pidieron a parejas de extraños que discutieran un tema íntimo (algún un evento interesante que se les hubiese ocurrido en el último mes) durante 10 minutos. Los desconocidos dejaron sus pertenencias en una sala de espera y se dirigieron a una cabina. Dentro de la cabina, se encontraron con dos sillas frente a frente y, a pocos metros de distancia, fuera de su línea de visión directa, había una mesa que tenía un libro y otro artículo. Sin el conocimiento de la pareja, la diferencia clave en sus interacciones sería el segundo punto del escritorio. Algunas parejas participan en su discusión con un teléfono celular cercano, mientras que otras parejas mientras conversaba un cuaderno de bolsillo yacía cerca. Después de que terminó la discusión, cada uno de los extraños llenaron cuestionarios sobre la calidad de la relación (conexión) y la sensación de cercanía que habían experimentado. Las parejas que conversaban en la presencia del teléfono celular manifestaron una menor calidad de la relación y menos intimidad.

Przybylski y Weinstein desarrollaron un nuevo experimento para ver, en cuales contextos, la presencia de un teléfono celular importaba más. Esta vez, a cada par de desconocidos se les asignó un tema casual (sus pensamientos y sentimientos acerca de los árboles de plástico) o un tema significativo (los eventos más importantes del año pasado) para discutir - una vez más, ya sea con un teléfono móvil o una tableta cerca de ellos. Después de 10 minutos de discusión, los desconocidos respondieron a preguntas sobre la calidad de la relación, sus sentimientos de confianza y la empatía que había sentido con sus compañeros de discusión.

La presencia del teléfono celular no tuvo ningún efecto sobre la calidad de la relación, la confianza y empatía, pero sólo si la pareja discutía un tema casual. En contraste se encontraron diferencias significativas si el tema era importante. Las parejas que conversaban con un teléfono móvil en las proximidades informaron que la calidad de su relación  era peor. Las parejas también reportaron sentirse menos en confianza y pensaron que sus compañeros mostraban una menor empatía si había un teléfono celular con ellos.

Por lo tanto, interactuar en un ambiente neutral, sin un teléfono celular cerca, parece ayudar a fomentar la cercanía, la conexión, la confianza interpersonal y la percepción de empatía en las relaciones. Estudios anteriores han sugerido que debido a las muchas opciones sociales, instrumentales y de entretenimiento que los móviles nos brindan, a menudo nos hacen desviar nuestra atención de nuestro entorno, así estemos manejando a toda velocidad por una autopista o sentados en medio de una reunión. La nueva investigación sugiere que los teléfonos celulares pueden servirnos como un recordatorio de que existe una red más amplia a la que podríamos estar conectados, lo que inhibe nuestra capacidad de conectarnos con la gente cercana a nosotros. El uso del teléfono celular puede incluso reducir nuestra conciencia social.

Tal vez sería ir demasiado lejos, al prepararse para conversaciones importantes, guardar el teléfono celular en el armario, o dejarlo en el coche. Pero si vas a pasar el día con la gente que realmente te importan, es posible que desees reconsiderar la próxima vez que tomes el teléfono para contestar a un mensaje de texto o consultar resultados deportivos delante de un ser querido. El solo hecho de que el teléfono este cerca ya es bastante malo.

3 comentarios:

  1. super......... muy buena pagina ;)

    ResponderEliminar
  2. muy interesante, creo que das una mirada critica a un problema cotidiano que no se vislumbra solucion mas que la propia iniciativa de apartarse del telelfono. Estoy interesado en este tema de las relaciones humanas y precisamente en el entorno familiar como se ve afectado por el uso continuo de los telefonos moviles. Como podriamos favorizar las relaciones humanas y momentos de compartir? si tienes documentos o links de estudios similares estaria muy agradecido en poder leerlos.

    ResponderEliminar